jueves, 2 de julio de 2009

PAPAQUIS


PAPAQUIS
Por: Francisco "PACO" Cañedo

Para esta ocasión abordaremos el tema de concurso de la Reina de Simpatía, concurso que se realizaba a fines del siglo XIX y principios del siglo XX, para elegir a la señorita que en representación de la sociedad porteña llevara alegría en Navidad a los niños pobres, mediante dulces y juguetes recolectados para tal fin.
El concurso se realizaba por medio de la venta de votos y por supuesto, ganaba la señorita a quien la gente más apoyaba. Así tenemos que en el año 1912, resulto electa REINA de Símpatia, la señorita María Valenzuela (Foto) con 6,625 votos, segundo lugar, Guadalupe Gándara, con 4,000 votos y tercer, Luz Giron, con 1,220 votos.
Pasa el tiempo y con ello vemos que el título de Reina de Símpatia es adoptado por el Carnaval de Guaymas, porque ya en 1919 vemos en la Gaceta (Periódico de Guaymas) el resultado de un cómputo parcial que quedó como sigue: Dolores Albin 600 votos, Luisa Marcor 530 votos, Leonor Iberri 342 votos, Lupe Harrison 313, y así hata cimpletar una lista de 10 señoritas, sin duda muy guapas y sim[áticas. El resultado?...después se lo diremos.
Ya, a fines de los años veinte nos encontramos que el concurso adquiere un matiz particular y aunque dentro del Carnaval; es un evento que se maneja aparte de la organización (publicamos una copia de invitación para tal concurso en el año 1929). Les diremos que la ganadora fue la señorita Consuelo Martínez y como princesas Carmela Ramirez y Jesus Bojo. LLegamos a los años treintas y el concurso es adoptado por el periódico El Diario que realiza el evento y en sus páginas los votos recortables (cupones) para que la gente vote por la señorita de su predilección. Así tenemos que en Símpatia Josefina Parra con 2,900 votos, Enriqueta Villavicencio con 2,500 votos y Rosario Alvarez con 1,140 votos. Se nos agota el espacio. Por último les diremos que la última Reina de la Símpatia (hasta hoy)fue la señorita Silvia Guerrero en 1992, mismo año que fue Reina de la Amistad, Aracely villa y la Reina del Carnaval, la señorita Zulma Vásquez Bellot (no hubo princesa).
Esas designaciones fueron hechas un dia después del cómputo final, en el cual no se había llegado a un resultado satisfactorio para el público asistente, pero de eso les comentaremos en otros PAPAQUIS.
Mientras tanto, no olviden, QUE LA VIDA ES UN CARNAVAL.

No hay comentarios:

Publicar un comentario